top of page

Mercato del Porcellino | Florencia, Italia

Actualizado: 27 ene


Fontana del Porcellino, fuente renacentista de bronce de un jabalí
La famosa Fontana del Porcellino. El "cerdito" es en realidad un jabalí.
 

En el corazón de Florencia, un lugar conocido por tres nombres evocadores - Mercato del Porcellino, Mercato Nuovo y Mercato della Paglia - destaca por su rica historia y autenticidad. Es una joya arquitectónica erigida bajo la orden de Cosimo I de Médici en 1547, destinada inicialmente a albergar el comercio de telas valiosas y joyería. Hoy en día, esta pintoresca logia es un paraíso para los visitantes en busca de productos artesanales toscanos, desde artículos de cuero hasta pañuelos bordados y recuerdos diversos.


Testigo de la historia florentina, la estructura es obra de Giovan Battista Del Tasso y representa más que un mercado bullicioso. Bajo la logia, esculturas del siglo XIX que representan figuras ilustres como Michele di Lando, protagonista del famoso Tumulto dei Ciompi de 1378; Giovanni Villani, renombrado historiador florentino del siglo XIV, y Bernardo Cennini, pionero de la tipografía florentina, añaden capas de significado cultural e histórico al mercado.


Dos puntos emblemáticos definen el Mercato del Porcellino: la Pietra dello Scandalo (Piedra del Escándalo) y la Fontana del Porcellino (Fuente del Cerdito). La primera es un círculo de mármol que data del Renacimiento, donde las tropas florentinas se reunían antes de las batallas y donde los deudores y comerciantes insolventes enfrentaban humillantes castigos públicos (como ser azotados en las nalgas).


La segunda proviene de una copia romana de un mármol helenístico, hoy en la Galleria degli Uffizi, reproducida en bronce por Pietro Tacca en 1612 para decorar el Palazzo Pitti. Algunos años después de la fundición, la obra se transformó en una fuente, documentada bajo la logia del Mercato Nuovo al menos desde 1640. A pesar de su nombre incorrecto (el "cerdito" en realidad es un jabalí), está envuelta en una tradición peculiar. Tocar la nariz del Porcellino garantiza buena suerte, pero el ritual completo requiere colocar una moneda en la boca de la estatua. La suerte quedará sellada si la moneda pasa por la reja de la fuente al caer, trayendo así prosperidad y fortuna.


Notas personales:
 
Enlaces útiles:
 




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page